Último capítulo – últimos seis meses.

Como en muchos momentos de nuestra vida, pasas momentos buenos, malos, de transición o simplemente indescriptibles, en este momento vivo un momento muy bueno, lleno de tranquilidad, sin sobre saltos a no ser que los provoque yo mismo, un momento de vivir pensando en mi pero sin dejar de pensar en los demás, he llegado a la conclusión que cada uno es como es y que no se puede cambiar tu manera de ser.

Han pasado 6 meses exactamente y aunque han pasado muchísimas cosas, me quedo con lo positivo, pese a todo, no he dejado de creer en las personas, he ganado seguridad en mi mismo, en ser mucho mas positivo de lo que era antes, he ganado muchas cosas, veo lo importante y por lo que merece la pena sufrir y pelearse, discutir por pequeñas tonterías se queda atrás.

Como en muchos caminos de nuestra vida, también se pierden cosas, se dejan cosas en el camino, pero bueno, sin resignarse, queda sacar también lo positivo de todo aquello, no me arrepiento de nada, y en muchas ocasiones sin esperar palabras, los hechos me han dado la razónQuedaría de hipócrita decir que no hay que esperar nada de las personas, pero no es así, hay que seguir confiando en ellas, hay que seguir arriesgando, hay que saber escuchar a uno mismo y no a los demás, vivir tu vida y no seguir el guión que otros te marcan.

Ha llegado a mi la tranquilidad que esperaba, despues de un tiempo de transición donde lo bueno se convirtió en malo, donde de no tener ni un solo segundo de tiempo para uno mismo, paso a tener todo y mas. He pasado muchos momentos malos, pero como todas las personas que viven intensamente las cosas, una vez mas no me arrepiento ni de lo malo, ya que te enseñan a ser mejor persona.

Hoy es momento de aparcar un poco este blog, donde cuento y me desarrollo cuando ciertos momentos me tapan, he aprendido a escribir cuando la felicidad aborda mis días, pero es momento de dejar un poco esto y centrarme en todas las cosas buenas que están sucediendome día tras día, hace poco llegaron alegrías a mi vida que no puedo ni quiero pararlas, quiero disfrutarlas al máximo, ya que al menos por una vez me siento el protagonista de mi propia historia, historia a la que no le pido nada, a la que ayudo a escribir y no soy el que narra, soy un personaje primario en ella, y debo dar gracias.

“Pierdes lo que de verdad quieres, cuando te das cuenta que no has sido tu quien ha marcado tu vida, ganas lo que de verdad quieres, cuando sientes que has hecho lo correcto pese a que todos te digan que no debe ser así.”

Hasta pronto.
Oscar Mesa Reguera.
Anuncios

Enamorado

Estoy enamorado, si, pero no de una sola persona, enamorado de mi mismo, y no es egocentrismo, es haber conseguido lo que he querido durante mucho tiempo, enamorado de personas que me hacen sonreír y vibrar olvidándome de los problemas, enamorado de todos aquellos y aquellas que pasan por mi vida día tras día, pero sobre todo estoy enamorado de todas las personas que están cuando mas las necesito, ahora mientras estoy enamorado y estoy dando todo de mi, estoy agradeciendo a todas esas personas que de una manera u otra han estado en estos últimos meses.

Enamorarse es mostrar lo mejor y lo peor de ti, y saber sobrellevar todo aquello.

Amor, sexo… y ¿lucha?

Empezamos a crecer y en lo que primero nos damos cuenta, es que queremos ser lo que algunos de los tuyos es, es decir, mayor de edad, seguimos creciendo y nos volvemos a dar cuenta que todos queremos una historia de amor de película, conseguir grandes cosas y tener bonitas historias, después de algunos años vividos, nos damos cuenta que queremos pasión, sexo y poco mas, pero con el tiempo, lo que verdaderamente queremos para el resto de nuestros días, es una chica a lo Ana Frank, que pese a lo duro que lo paso, fue una persona luchadora y que no quería ni sabia esconderse.

“Lo que me asombra es no haber abandonado por completo mis esperanzas, que parecen absurdas e irrealizables. Y, sin embargo, me aferro a ellas a pesar de todo y sigo creyendo en la innata bondad del hombre.” Ana Frank

Prefiero vivir sin ella.

No es lucha, es descanso, es pensar en ella y no en todos, es no mirar el reloj, y no contar las horas esperando que amanezca un nuevo día y pensar que puede ser mejor o al menos diferente.

No me gusta la distancia, pero si los resultados, no me gusta el hablar a kilómetros, pero si oír bonitas palabras, una carcajada y ver que luces donde un día hubo desganas, me gusta pensar que parte de culpa la tuve yo, y una vez mas no es arrepentimiento lo que siento, es conciencia tranquila ante todo lo ocurrido.

Prefiero vivir con el anhelo de volver a verla, que no con el sin vivir de verla sin descanso, son mas unos días con ella, que una eternidad sin nada.

Es un ejemplo, de constancia, de lucha, y no de esperar los días. No hay mejor ejemplo, sin duda, no lo hay.

Como a mi también me gustaría que algún día luchen por mi, como ella lo ha hecho por todos, por que ni amigos, ni familia van a vivir por ti, vas a ser tu mismo quien rubrique tus hazañas en aquellos momentos que una vez te hicieron felices y que seguirán siendo únicos.

Lo que yo quiero

Muchas veces nos paramos a pensar lo que realmente queremos, como consecuencia de echos o de ultimas vivencias que nos han marcado, o simplemente por que sientes la necesidad de algo o alguien…

Quiero el viaje mas largo que exista, aquel que me permita pensar en todo y en todos, que las responsabilidades de los últimos años no existan, donde no existan los problemas rutinarios o las constantes preguntas, aquel viaje que me permita saber lo que esta bien y lo que esta mal…

… donde preocuparse por uno mismo sea lo único que exista, quizás no sera el viaje de nuestra vida, pero necesitamos ese viaje, al menos una vez en la vida.

“La vida es aquello que te va sucediendo mientras te empeñas en hacer otros planes.” John Lennon

Si todo fuese diferente…

Cuantas veces nos habremos hecho esa pregunta, esta vino hoy entre el puerto santa maria-sevilla, que diferente seria si todo hubiese seguido su curso, si la persona con la que compartias hubiese querido lo mismo que tu, si el proyecto que estaba formándose hubiese seguido su camino… Pero bueno, si algo aprendes es que no todo el mundo quiere lo que tu quieres.

Reflexión de un día cualquiera, en un momento cualquiera.

Capítulo III – Páginas, teorías y algo mas.

El libro que mas nos gusta es el que no queremos acabar, van pasando las paginas y nos va dando mas pena el terminar esa historia que no dudamos comenzar, nos gusto cuando hacíamos paradas en la lectura, a disfrutar de los pequeños detalles, de momentos inimaginables, y de decisiones que se nos puso en el camino.

como muchas de las cosas que nos pasa en la vida, este libro tenia un final, final impredecible y que ahora se antoja de manera diferente a sus inicios.

Tengo la teoría de pensar, que algunas cosas no deberían acabar, que tendría que ser como un contrato rubricado en piedra, que no debería de existir el no, que las cosas bonitas no deben de acabarse, que el amor tendría que vivirse solo una vez, y ser definitivo, que ese amor sea verdadero, te acompañe en lo bueno y sobre todo en lo malo, que no tenga medias tintas, que no existan los obstáculos, que nadie te tenga que decir lo que tienes que hacer con ello, que tu seas el que guionice tu vida y seas capaz de ver todo lo bueno y malo que te muestran nuestros caminos.

Me gustaría pensar en la marcha atrás, en sin mirar el pasado, dejar de pensar en todo lo malo sucedido, que pudiese retroceder el tiempo, modificar algunas decisiones, no dar manga ancha a algunos aspectos, ser menos permisivo, querer lo que yo quiero, mostrarme en algún momento egoísta y pensar en uno mismo…

Pero me he dado cuenta que todas esas cosas que hice, lo hice por iniciativa propia, que no puedo cambiar mi forma de ser y de pensar, que ni todo es bueno ni todo es malo, por eso me consuelo sabiendo que en ese momento era lo mejor para todos, pero bueno… ¿cada uno es como es no?.

“Para todos aquellos, que nunca dejan de confiar en las personas.”

PD: Gracias, hemos llegado a 50 seguidores. seguid difundiendo!